Consecuencias de Fumar

El tabaco y más específicamente los cigarrillos, pueden determinar el comienzo o favorecer la evolución de variados procesos patológicos, que dejan como saldo una elevada mortalidad e invalidez, estas son algunas de las consecuencias de fumar. Puede actuar solo, o asociado a otros agentes patógenos como el alcohol, drogas, tuberculosis, etc. a los que agrava en su evolución.

 
 
Consecuencias de Fumar
 

Tabaco y cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón, es la causa de mortalidad que más ha aumentado en los últimos años en los países evolucionados y de buena sanidad.

Comparativamente, es la localización cancerosa cuyo aumento de frecuencia es mucho mayor que la de otros órganos. Este crecimiento ha sido tal, que se lo ha caracterizado como una epidemia de cáncer de pulmón, esta es una de las más nefastas causas de las consecuencias de fumar.

En el Uruguay, en el período 1945-1965, el cáncer de pulmón se triplicó, de 205 defunciones pasó a 680, es decir dos defunciones diarias. En el año 1971 se denunciaron 768 muertes por esta causal: 704 hombres y 64 mujeres.

En Estados Unidos de Norteamérica, en el año 1967 se produjeron 54.407 defunciones por cáncer de pulmón: 45.383 hombres y 9.024 mujeres. En el año 1973 fueron 72.000.

 
 
 
 
 

Bronquitis y enfisema otras de las consecuencias de fumar

Actualmente, la obstrucción bronco pulmonar crónica, es una causa muy importante de mortalidad, que está en franco aumento en muchos países.

En los Estados Unidos, las muertes por bronquitis y enfisema aumentaron de 2.038 en 1945 a 22.686 en 1965 y se vaticinó que de persistir ese crecimiento serían 100.000 para el año 1975. En 1949, el índice de mortalidad por obstrucción broncopulmonar crónica fue de 2.1 por 100.000 habitantes y en 1967, de 12.9. Fenómeno similar se observó en otros países evolucionados.

En el Uruguay, también se ha observado un considerable aumento. En el año 1951, se denunciaron 252 muertes por bronquitis, enfisema y asma y en el año 1971, 549 lo que representa más que una duplicación en tal período de tiempo. Los índices de mortalidad para ambos sexos fue de 10.3 y 18.8, para los años 1951 y 1971 respectivamente.

Cuando estos pacientes consultan médico, generalmente por fatiga o falta de aliento, el daño pulmonar es grande e irreparable, todo esto dado que las consecuencias de fumar son terribles para el organismo.

 
 
 

Durante sus últimos años, estos enfermos soportan una angustiosa y desesperante invalidez, la respiratoria, que lleva inexorablemente a la muerte por asfixia lenta, progresiva, a diferencia de los que ocurre con el cáncer de pulmón o infarto cardíaco, de curso generalmente más breve.

Este aumento, casi explosivo, de la bronquitis crónica y del enfisema en lo últimos años, solo comparable al del cáncer de pulmón, es indudable que está igualmente vinculado, al exagerado consumo de cigarrillos.

Numerosos estudios epidemiológicos, otros anatomo patológicos y de investigación experimental, han demostrado la estricta relación entre el hábito de fumar y estas enfermedades se manifiestan debido a las consecuencias de fumar.



 
 

Enfermedades cardiovasculares por consecuencias de fumar

 
 

La Cardiopatía isquémica, también denominada cardiopatía coronaria, trombosis coronaria o infarto cardíaco, es actualmente la causa principal de muerte en muchos países, especialmente en los más evolucionados, si seran de daño grande lo que con acarrea las consecuencias de fumar.

Se estimó que en Estados Unidos, en el año 1962, 3.1 millones de adultos de edad comprendida entre 18 y 79 años, padecían de cardiopatía isquémica y 2.4 millones eran sospechosos de padecerla, lo que representaba 5% de la población. En 1967 fallecieron por esta causa, 345.154 hombres y 227.999 mujeres.

 
 
  Consecuencias de Fumar  

En el Uruguay, en el año 1971, fallecieron 1.989 hombres y 896 mujeres de edad comprendida entre 30-69 años por enfermedades cardiovasculares. Los hombres fueron más afectados que las mujeres. Se evidenció un claro aumento en los últimos años por las consecuencias de fumar, al igual que ocurre en otros países.

La enfermedad se caracteriza por el depósito en forma de placas de sustancias grasas (lipoides) que se acumulan en las paredes de las arterias coronarias (ateroma) aumentando su espesor, lo que disminuye su flujo sanguíneo nutricio al corazón.

Si la oclusión es intensa, se afecta el metabolismo cardíaco y se traduce por dolor (angina de pecho), o necrosis local (infarto).

El 25% de los pacientes que sufren de oclusión coronaria, mueren en las tres primeras horas que siguen a la oclusión, preguntamos y saquen sus conclusiones ¿serán bravas las consecuencias de fumar?.

 
 
 

Ulcera péptica y tabaco

La úlcera péptica es una enfermedad muy difundida, habiéndose estimado que llega a padecerla, el 10% de la población. En el año 1967, se denunciaron en los Estados Unidos, 5.323 defunciones por úlcera de estómago y 4.502 por úlcera duodenal. Estudios prospectivos y retrospectivos han mostrado, que los hombres fumadores de cigarrillos padecen más de úlcera péptica, que los no fumadores. Además, el fumar y las consecuencias de fumar, retardan el proceso de curación y favorece las complicaciones y recidivas de esa afección.

Búsqueda personalizada

Tabaco y alergia

El polen, las hojas y el humo del tabaco tienen poder antigénico en el hombre y en los animales. El tabaco tiene efectos farmacológicos, alérgicos e irritativos con diversas manifestaciones clínicas. Son frecuentes la hipersensibilidad inmediata y tardía causando irritación ocular, lagrimeo, ardor y enrojecimiento ocular, congestión y secreción nasal, dolor de cabeza, tos y estornudo.

Se ha culpado al humo del tabaco que muchas veces daña mas que las consecuencias de fumar del fumador mismo, de interferir en el mecanismo inmunitario del hombre y de los animales. Del humo del tabaco, el denominado lateral, es más irritante, por tener mayor concentración de elementos químicos, que el humo central, que aspira el fumador. Esto hace poco grato a muchas personas, la proximidad de los fumadores. En muchos no fumadores alérgicos, el humo les exacerba los síntomas.

En fumadores y no fumadores, se han encontrado anticuerpos precipitantes y sensibilizadores de la piel, específicos de antígenos del tabaco.

Ambliopía tabacal

Es un síndrome a consecuencias de fumar que consiste en la de pérdida visual causado por el tabaco, solo o asociado al alcohol y deficiencia nutricional.

Tabaco y el metabolismo

El tabaco, a través de las múltiples sustancias que genera (CO, alquitrán, nicotina, etc.), tiene variadas acciones farmacológicas, que se traducen en otras tantas perturbaciones metabólicas, que originan con el tiempo otras consecuencias de fumar. Los componentes del cigarrillo, interfieren en tal forma con el metabolismo normal, que llevan en muchos casos, a crear estados de dependencia a veces muy acentuados. Las personas que dejan de fumar, tienen tendencia a aumentar de peso (promedio 2 quilos). Algunas de esas personas, comen más para calmar estados de tensión nerviosa, otros porque mejoran su olfato y gusto por las comidas, pero también es posible, que ocurran modificaciones metabólicas, que permitan una mejor asimilación de los alimentos.

Tabaco y diabetes

Consecuencias de FumarLos trabajos estadísticos de E.C. Hammond (1966), demostraron que la mortalidad de los diabéticos, de edad comprendida entre 49 y 69 años, era mayor en los fumadores, que en los no fumadores que no sufren las consecuencias de fumar. Según Whyte H.M. y colaboradores (1976), los .diabéticos fumadores y que además son hipertensos, que tienen colesterol elevado en la sangre, e hiperlipidemia, son los que tienen más riesgos de enfermar de cardiopatía isquémica. De acuerdo a Reiss H.E. y colab. (1975), el riesgo de infarto cardíaco en diabéticos ex-fumadores, iguala al de los no fumadores. También Carbek R.R. (1974), afirma que el dejar de fumar mejora a los diabéticos.

Paetkau M.E. y colab. (1977) estudiando 181 diabéticos fumadores y no fumadores con retinopatía simple o proliferante, comprobaron que la frecuencia de esta consecuencias de fumar aumentaba con la edad de los fumadores, en relación a los no fumadores. Según Schwamberger K. y colab. (1975), el fumar y la diabetes facilitan la aparición de la arteritis y de sus complicaciones obstructivas. Zdichynee B (1975), en un estudio retrospectivo cíe 405 pacientes, diabéticos, concluye que el fumar agrava la coronopatía, la arteritis y la retinopatía diabética.

En resumen: y como conclusión dé estas y otras investigaciones, las consecuencias de fumar representan un riesgo que agrava la evolución de la diabetes. Los diabéticos no deben fumar o deben reducir a un mínimo ese hábito para proteger su salud.

Tabaco y parodontopatías

Se ha señalado que las parodontopatías, son más frecuentes en los fumadores que en los no fumadores y que alimentan con el consumo de tabaco. En general, va asociada a una descuidada higiene buco dental, común en muchos fumadores.

Cigarrillos y expectativa de vida

En la 1 a Conferencia Mundial sobre el Fumar y la Salud (Nueva York Septiembre de 1967), el Dr. E.C. Hammond de la Sociedad Americana del Cáncer, demostró que la vida de un fumador y las consecuencias de fumar , a partir de los 25 años de edad, se reduce 4,6 años, si fuma de 1 a 9 cigarrillos por día; 5.5 años, si fuma 10 a 19 cigarrillos diarios; 6.2 años, si fuma 1 o 2 cajillas por día y 8.3, si fuma 2 o más cajillas de cigarrillos diariamente. Frente, a estos hechos, algunas compañías de seguros de vida, reducen actualmente el monto de las cuotas de los que no fuman, en relación a lo que pagan los fumadores.

Tabaco y las pastillas anticonceptivas

En un reciente y completo informe (Tabaco y Salud, 1979) presentado por el Secretario del Departamento de Salud, Educación y Bienestar de los Estados Unidos de Norteamérica, Dr. Joseph A. Califano, se concluye que las consecuencias de fumar en las mujeres y toman anticonceptivos orales, tienen un riesgo significativo y elevado de padecer de infarto cardíaco, sea éste mortal o no. También se señaló, la existencia de un rol sinérgico entre el fumar y el consumo de las pastillas anticonceptivas, en la producción de las hemorragias subaracnoideas.

Según Petitti y colab., el riesgo de padecer hemorragia subaracnoidea entre las mujeres que fuman y usan anticonceptivos oral, es 22 veces superior, en comparación con las mujeres que no fuman, ni toman pastillas anticonceptivas. Es por eso que le informamos que todas estas investigaciones para que este al tanto de las consecuencias de fumar.

 
Copyrigth© 2008-2010. Para dejar de Fumar. Todos los derechos.